INTERÉS GENERAL

HOY SE CUMPLEN 119 AÑOS DE LA INAUGURACIÓN DEL EDIFICIO PARROQUIAL

El edificio de 60 metros de alto por 20 de ancho y una altura de 42 metros fue inaugurada el 22 de mayo de 1904. El arquitecto creador de la Parroquia Nuestra Señora de la Merced fue Antonio Vucetich.

En el año 1813, luego de la desaparición del fortín, se construye la primera capilla, ubicada en la intersección de las calles 52 y 17, lugar donde actualmente se encuentra una placa recordatoria.

En 1891, monseñor Mariano Espinosa propuso la construcción de un nuevo templo con amplitud suficiente para la población, que iba en aumento.

Así, el 25 de marzo de ese año se colocó la piedra fundamental y el templo nuevo (de 60 metros de largo, 20 de ancho y tres naves en estilo tomanico) fue inaugurado y bendecido el 22 de mayo de 1904.

La imagen de la Virgen de la Merced es cedida por la señora del comandante Obligado. El edificio mostraba un estilo colonial con campana y una cruz en la cúspide. Dicha campana se encuentra hoy en la localidad de Pearson, perteneciente al partido de Colón.

La nueva construcción, adornada por vitreaux de grandes dimensiones y ojos de buey, fue puesta, como no podía ser de otra forma, bajo la advocación de la Virgen de la Merced y en su altar mayor se colocó una imagen más grande que la antigua, que aún se conserva. La primitiva imagen fue llevada a Córdoba.

Muchas décadas después, el padre Bianchi tuvo la iniciativa de rastrear el paradero de la pequeña imagen y fue así que logró que se restituyera al pueblo, cosa que ocurrió en 1960.

La parroquia actual se inauguró el 22 de mayo de 1904, su estilo es ecléctico, compuesta por una mezcla de los estilos, el estilo Corintio, manifiesto en las columnas que contienen ángeles, rulos y hojas de Acanto, el estilo Tomico se muestra en el altar de mármol hasta la mitad donde comienzan los rulos de madera, y el estilo Gótico exhibido en sus dinteles.

El edificio de 60 metros de alto por 20 de ancho y una altura de 42 metros y sus paredes están acompañadas por 30 vitrales.

El templo se realizó con la colaboración de toda la comunidad, incluyendo donaciones de la familias más pudientes de la época, tales como Morgan, Duffy, Crova e Ibarguren entre otras.

El arquitecto creador de la obra fue Antonio Vucetich. En la ciudad de Raven se encuentra una parroquia igual, dirigida por el mismo arquitecto, con los mismos planos.

La iglesia conserva la imagen original de la Virgen de La Merced, patrona de la ciudad.

En la década del 70, siguiendo una corriente de austeridad de la iglesia, se quitaron las imágenes, púlpitos, altares laterales de madera y arañas originales de Bacarat. A través de los años, solo se pudieron recuperar las imágenes que habian sido regaladas a vecinos.

En el año 2004 se formó una comisión que contrató arquitectos a nivel nacional, un grupo de colaboradores y la población en general, quienes hicieron posible la restauración del templo.

OTRAS NOTICIAS  FALLAS TÉCNICAS CON LAS APLICACIONES DE BANCO PROVINCIA Y CUENTA DNI

Deja una respuesta